El pez, símbolo pagano importado por el cristianismo

¿Es el pez realmente un símbolo originario del cristianismo? Es una pregunta que mas de uno se plantea cuando lo ve en los altares, púlpitos protestantes, en los coches de creyentes, en las biblias, etc. Un símbolo patente tanto en las mitras de los obispos como en las iglesias evangélicas.


El símbolo del pez cuya palabra en griego “Ichthus” (ΙΧΘΥΣ) representaba supuestamente las siglas en clave, de sus señas de identidad: “Iesous Cristós Theou Uios Soter” es un símbolo importado del paganismo, o mejor dicho de otras religiones ancestrales.

 

Tomando el término griego (pez) Ichthys, segun Bárbara G. Walke [1], Ichthys era el hijo de la antigua diosa Atargatis (diosa del mar) conocido en distintas mitologías como Tirgata, Afrodita, Pelagia o Delphina. La palabra también significó “útero” y “delfín. Culto pagano al sexo y a la fertilidad. La diosa, Afrodita Salacia, fue adorada por sus seguidores en su sagrado día, viernes. Que comían pescado y participaban en orgías. De su nombre viene la palabra inglesa “salacious”, que significa lujurioso u obsceno. Además de su nombre viene el nombre de nuestro cuarto mes de abril que siglos más tarde la iglesia cristiana absorbió esta tradición al exigir a los fieles a comer pescado el viernes.


“Pez” y “Útero” fueron términos sinónimos en el griego antiguo, el “delphos”. Su conexión con la fertilidad, nacimiento, sexualidad y fuerza natural femenina también fué reconocida por los celtas, así como por las restantes culturas paganas del norte de Europa. El símbolo del pez ya era conocido como “la Gran Madre”, como un signo oval puntiagudo, el “Vesica Piscis” o Vaso del Pez. [2]

 

Otra Deidad Pez fue la deidad babilónica Ea, que llegó a ser conocido entre los griegos comoOannes, similar a la del pez-deidad de los filisteos, Dagon, mitad hombre y mitad pez.


Los peces, como un par, es parte del zodiaco de los caldeos (Babilonia), como uno de los signos de culto astral al Sol en el centro del zodíaco. Por lo tanto, forman parte de el y es un signo de adoración al sol.
La Diosa de Ephesus se cubre su región genital con un amuleto en forma de pez, así como la leyenda del pez que se tragó el pene de Osiris, y que fue considerado símbolo de la vulva de Isis.


El culto al Pez Madre en la cuenca del Danubio en 6000 a.C. fue ionvestigado por Eleanor Gaddon, encontrándose cofres decorados con una deidad pisciforme. Incorpora formas de huevo, pez y mujer identificadas con una deidad femenina creadora. La Diosa fue representada con pechos colgantes, grandes nalgas y un destacado orificio vaginal.


Otro ejemplo lo tenemos en Diana de los Efesios que se representa con el símbolo de pesca que abarca su genitales, y hay las famosas estatuas de piedra femenino llamado ‘Sheela-na-gigs’ [3] que alguna vez fueron comunes en Irlanda. [4]

 

El hinduismo es una religión entre otras con mil años más de antiguedad que el cristianismo, y uno de sus símbolos es un pez. Un pez apareció como un avatar (encarnación o manifestación física corporal) de Vishnu para salvar a la humanidad de la Gran Inundación. El sánscrito para los peces es Matsya y por lo general se muestra con cuatro brazos y una cola de pescado. [5]

 

Esto es un resumen del paganismo e idolatría hacia el símbolo del pez, que el cristianismo importó como otros muchos mitos o creencias paganas. Hoy en día aun hay quien desea justificar esa simbología arcaica en el mero hecho de definirse pescadores de almas. Craso error. La adoración o veneración de la iconografía de los peces está clara y rotundamente prohibida en Deuteronomio 4:15-19

 

15 Tengan cuidado de ustedes mismos. Cuando el Señor les habló desde el fuego, en el Horeb, ustedes no vieron ninguna figura.
16 No vayan a pervertirse, entonces, haciéndose ídolos de cualquier clase, que tengan figura de hombre o de mujer, 17 de animales que viven en la tierra o de aves que vuelan por el espacio, 18 de reptiles que se arrastran por el suelo, 
o de peces que viven en las aguas, debajo de la tierra.
19 Y cuando levantes los ojos hacia el cielo y veas el sol, la luna, las estrellas y todo el Ejército de los cielos, no te dejes seducir ni te postres para rendirles culto. Porque ellos son la parte que el Señor, tu Dios, ha dado a todos los pueblos que están bajo el cielo.

 

Ahora queda la pregunta con la cual empecé este artículo. ¿Es el pez realmente un símbolo originario del cristianismo? El símbolo que usan muchos evangélicos como algunos católicos está prohibido por el Deuteronomio y no solo eso, no es mera casualidad que religiones más antiguas lo hayan tenido como una deidad madre, creadora. Yo al menos, no me lo vuelvo a plantear. Un dato más, haga usted usos del buscador Google e inserte las palabras inglesas “fish symbol” y la opción imágenes, luego sorpréndase del resultado ante la avalancha de peces cristianos que encontrará de todo tipo y en todas partes. Lo cual deja de ser algo meramente simbólico para pasar a lo que el propio A.T. condena.

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    OSCAR SHAMIR (sábado, 16 abril 2011 20:46)

    JESÚS NO FUE CRUCIFICADO UN VIERNES NI RESUCITÓ UN DOMINGO. ¿Cómo podemos acomodar tres días y tres noches entre la tarde del Viernes Santo y el amanecer del Domingo de Resurrección? De hecho, es imposible. ¿Cuál es, entonces, la verdad sobre la crucifixión y la resurrección de Jesús? CASI DOS MIL MILLONES DE PERSONAS QUE PROFESAN EL CRISTIANISMO CREEN QUE JESUCRISTO FUE CRUCIFICADO Y SEPULTADO EN LA TARDE DEL VIERNES SANTO Y QUE VOLVIÓ A LA VIDA EN LA ALBORADA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN, ES DECIR, UN DÍA Y MEDIO MÁS TARDE. Pero cuando comparamos esto con lo que Jesús mismo afirmó con respecto al lapso que iba a estar en el sepulcro, nos encontramos con una enorme contradicción. Él dijo: COMO ESTUVO JONÁS EN EL VIENTRE DEL GRAN PEZ TRES DÍAS Y TRES NOCHES, ASÍ ESTARÁ EL HIJO DEL HOMBRE EN EL CORAZÓN DE LA TIERRA TRES DÍAS Y TRES NOCHES Mateo 12:40 Juan 19:30-42.

Estadísticas de visitas