Orar para que Dios quite las cosas que no son de su agrado

Nuestras vidas están llenas de muchas cosas que no son del agrado de Dios, y para conseguir la santidad, se hace necesario que Dios moldee esas áreas de nuestras vidas en las cuales no les estamos agradando; y de esa misma forma plante en nosotros el fruto del Espíritu Santo, los cuales están consignados en Gálatas 5:22-23, y reza de la siguiente manera:

 

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”.

 

Ahora podemos orar de la siguiente forma, con el fin de alcanzar dicho propósito:

 

“Señor, quita de mí todo lo que no te agrada: inconformidades, rebeldía, terquedad, orgullo, envidia, egoísmo, celos, avaricia, codicia, soberbia, prepotencia, altivez de espíritu, engaño, doble ánimo, lascivia, lujuria, murmuración, contienda, pleitos, idolatría, amargura, resentimientos, odio, rencor, mentira, falta de amor, falta de perdón, toda palabra necia, todo pensamiento que no sea de tu agrado, y en general toda obra de la carne. Todo esto quémalo y consúmelo para siempre de mi vida con el poder de tu Santo Espíritu, y todo vacío que el enemigo halla dejado en mi vida llénalo para siempre con tu presencia, con tu amor y con tu palabra, y planta para siempre en mí corazón, en mi mente y todo mi ser el carácter de Cristo, el amor de Cristo, la obediencia de Cristo y el fruto del Espíritu Santo que es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza”.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Estadísticas de visitas