Las preguntas de Dios

Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Génesis 3:9.

 

(Jesús) les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Mateo 16:15.

 

Nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Juan 6:69.

 

¿Por qué los creyentes creemos que la Biblia es la Palabra de Dios? Cuanto más uno la lee, tanto más puede darse cuenta de que por medio de ella, desde los tiempos antiguos, Dios procura conversar con el hombre. Este deseo de comunicación teje una trama continua a través de épocas y libros diferentes.

 

Las preguntas que nos llegan no perdieron en nada su fuerza y actualidad. Dios se dirige al hombre de manera directa: “¿Dónde estás?”, fue la primera pregunta que Dios formuló en Génesis. Sí, hoy, ¿dónde estoy?, ¿qué tipo de relación tengo con Dios? Luego Dios me pregunta: “¿Qué es lo que has hecho?” (Génesis 3:13).Desde que nací, a menudo he vivido sin él, a pesar de que a veces considero la posibilidad de su existencia.

 

En los evangelios Jesús habla aún más directamente: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”. ¿Quién es Jesús para mí? ¿Un extraño o un amigo? ¿Alguien a quien me gustaría conocer o alguien de quien huyo? Y si me acerco a Él, si reconozco en Él al Hijo de Dios, Él va aún más lejos, diciendo: “¿Qué quieres que te haga?” (Lucas 18:41). “¿Quieres ser sano?” (Juan 5:6). Él es el único que tiene el poder de sanar las heridas de mi corazón.

 

Luego, la primera preocupación del creyente será: “¿Qué haré, Señor?” (Hechos 22:10).

Escribir comentario

Comentarios: 0

Estadísticas de visitas